Nadie se ha ahogado jamás en su propio sudor.

¡Hay algo que aún necesitas saber! Pregunta a un psíquico experimentado