El signo más dulce... hasta que le pones mala cara y le subestimas.

¡Hay algo que aún necesitas saber! Pregunta a un psíquico experimentado