No es que sea insensible, es que la verdad duele.

¡Hay algo que aún necesitas saber! Pregunta a un psíquico experimentado